Aceite de oliva virgen extra Alicante

Descubre la historia que hay detrás de nuestro aceite de oliva virgen extra de Alicante.

Con cada botella de nuestro aceite se va una parte de nuestra tierra, y parte de nosotros. Nos encanta compartir contigo algo tan nuestro, que nos mueve por dentro y nos apasiona día tras día.

Y ahora es más fácil que nunca, puedes pedir tu aceite sin salir de casa, en menos de 1 minuto. Directo desde nuestra almazara a tu casa.

Productor de AOVE Alicante

En el corazón de la Marina Alta, en la partida benissera de Pinos, a los pies de la Sierra de Bèrnia  hay unos cuantos olivos.

No son demasiados. Los hay viejos, cogidos con fuerza a la carena de los márgenes de piedra seca. Y jóvenes, a penas una vara con hojas verdes que el viento hace temblar

Nadie sabe cuánto tiempo hace que están allí los bancales. Ni quien los hizo. Pero ahora Vicente y Miguel los han recuperado para que la montaña tenga una segunda vida y también los olivos, cuidados uno a uno con paciencia, con agua, con sol y con tiempo.

Es un trabajo duro pero agradecido. Desde el campo se divisa el Mediterráneo, a levante, y los días claros la vista corre sobre el azul hasta llegar a Eivissa. A la derecha, el muro de Bèrnia da cobijo a la tierra.

Nadie que no quisiera la montaña estaría aquí. Nadie que no entendiese el valor de cada árbol, su historia contada por generaciones de manos que los han peinado para recoger el fruto y hacerlo aceite: el hilo dorado que une todas las culturas de nuestro mar pequeño.

También ellos han plantado nuevos olivos, para que un día lejano crezcan y se conviertan en símbolo de la tierra.

A esa unión entre los árboles, los bancales de Bèrnia y el sueño de dos hermanos que decidieron invertirlo todo para recuperar e impulsar los cultivos tradicionales para hacer el mejor aceite del mundo la llamamos “l’harmonia de les muntayes”.

El fruto de esa armonía es el aceite que estás a punto de probar. Cada gota de Oli de Bèrnia te habla de un mundo casi olvidado, pero que no ha desaparecido. Que está vivo en el trabajo de Vicente y de Miguel. Y también en el espíritu dorado de la botella que ahora ves.

AOVE Ecológico Alicante

Sin diferencia no hay armonía. Sin equilibrio, tampoco.

A los pies de Bèrnia, maduradas únicamente con sol, agua y viento, hacemos nuestro aove ecológico en Alicante, solo con variedades valencianas autóctonas. Y las trabajamos con cuidado, respetando la pureza del proceso para que no se pierda un solo matiz de sabor.

Aquí crecen la blanqueta y la blanqueta benissera, llamadas así por su color blanquecino característico. El aceite que se extrae de la mezcla de las dos es rico en vitamina E, lo que le aporta propiedades antioxidantes. Y lo reconocerás porque tiene una textura fluida, a causa de los ácidos grasos polisaturados.

La otra variedad, muy nuestra, muy mediterránea, es la de manzanilla de Vilallonga. Se trata de una oliva de maduración temprana que da como resultado un aceite equilibrado, suave y aromático.

Tres aceitunas para dos aceites diferentes que hacen suya la armonía de las montañas.

Aceites de oliva Primera extracción en frío

Respetamos el campo, nuestros olivos, y sus aceitunas. Y respetamos a nuestros clientes.

Queremos que cuando pruebes nuestro aceite sientas todos los matices que la tierra y el sol le dan.

Nuestros aceites de oliva de primera extracción en frío son lo que necesitas para volver a creer que, hoy en día, puedes conseguir productos de calidad, naturales y auténticos. Con el sabor de siempre, elaborados de forma artesanal y directos del campo a tu mesa.

Carrito de la compra0
No hay productos
Seguir viendo
0